miércoles, octubre 27, 2004

¡Cuánta pinche soledad!

Le comunico de la manera más atenta a La Nada Teatro que su obra Solitarios perdedores está bien aburrida, bien larga y bien gringa. Ni las referencias bíblicas ni las rebuenas actuaciones y escenografía la salvan. ¿Qué va a hacer a la muestra?

Se rescata su frase final nada más porque qué cierta es:

¡CUÁNTA PINCHE SOLEDAD!

Último:
* A Carlos Gómez Cacho al fin se le salió El ogrito. (Una nota al márgen que dice: ¡Y qué guapo es!)
* ¿¿$80 por una obra tan así?? Por eso la gente no va al teatro.
* Se volvieron a despertar mis dormidos deseos de dramaturga al ver a Ignacio Ayala. (Una nota al márgen que dice: De aquellos tiempos cuando mi obra salió victoriosa ante Simona la tamalera.)
* El servicio social apesta... Javier Rodríguez también.

2 comentarios:

Alguien dijo...

ey!! javierrodríguez es mi amigo con todo y que es mi jefe!! pero bueno, deveras no creo que jamás lea esto.

Andrómeda dijo...

Ok, Javier Rodríguez no apesta... tanto.