lunes, diciembre 06, 2004

Nuevas opciones para asustar a su niño


El coco y el viejo del costal son espantos obsoletos. Para poner en paz a los chiquillos latosos necesitamos algo más actual, concreto, que tenga una imagen (o una historia) espantosa que sustente la amenaza. Cuentan las voces que en un tiempo lo que rifó eran las poquianchis. "Si no te comes todo el chayote, las poquianchis van a venir por ti". A mí no me consta. Yo propongo a Billy Corgan. "Si no te callas te va a llevar Billy Corgan" o, lo que es peor, "Si no te estás quieto de grande te vas a parecer a Billy Corgan". Brrrrr. Escalofriante. Brrrrr.


Duérmete niño, duérmete ya... Posted by Hello

Se despierta mi instinto materno con la emoción de tener un hijo al cual inventarle historias aterrorizantes con las que, tarde o temprano, presumirá el gran ingenio de su madre. (¿Eh?)

3 comentarios:

Alguien dijo...

ay! qué te pasa, sí ami sí me gusta, es mi casi ídolo.

Abominable Mario Flores dijo...

Para obligarme a comerme todo el chayote, hubiera bastado con que me dijeran que todo lo que no me comiera iba a regresar a molerme en la noche.
Ugh, chayote, substancia inmunda. Por fuera pelos puntiagudos, por dentro pulpa verde fosforescente. Ese vegetal no es de Dios.

Y la desa Plaqueta, que es macrobiótica, se lo come como si fuera la gran botana. En mi carro. Junto a mí.

Makaer dijo...

la vida nos da sorpresas, mi vecina (que vive en londres) se caso con su esposo ¿? por que es igualito a ese wey, y la verdad es feo pero no saca tanto susto...