martes, diciembre 14, 2004

Temor mórbido

No quiero hablar con más claridad. No me gusta decir siempre la verdad. Todo es una gran contrariedad.

TODO SE ESTÁ ROMPIENDO.

Voy a pensar en lo de siempre hasta que el sueño venga.

Porque sí, porque sí, porque sí, porque en esta vida no quiero pasar más de un dia entero sin ti. Porque sí, porque sí, porque sí, porque mientras espero por ti me muero y no quiero seguir así.

Porque la vida es dura, por el fin de la amargura, brindo porque me olvido los motivos porque brindo. Brindo con lo que sea que caiga hoy en el vaso, brindo por la victoria, por el empate y por el fracaso. Brindo por seguir queriéndote toda la vida, casi está lleno el vaso con la sangre de otra herida.

Y antes de dormir voy a repetir: por ese momento te daría casi todo.

Me quedo con lo poco que queda entero en el corazón.

Desde un rincón del mundo brindo contigo...

¡SALÚD!

11 comentarios:

Andrómeda dijo...

Ya se sabe que yo no lo escribí, ya se sabe de dónde lo saqué, ya se sabe que el temor mórbido es a no haberlo dicho yo, a no poder decirlo nunca. Ya se sabe. Todo se sabe.

Fusnes H. dijo...

hasta la cirrosIS

Malakatonche dijo...

Eso nieeees, ni es.

Ud. no diga "frio", ud. no diga "papá, soy feo".

Abominable Mario Flores dijo...

Claro que se sabe que no lo escribiste tú. Lucero es una mucho mejor letrista de lo que tú jamás serás.

Tonto Simón dijo...

Voy a contar las monedas que quedan en los bolsillos del viento, voy a decirte la verdad sólo porque yo nunca te miento

germen dijo...

Hasta luego! y SALUD!, chin pun.

Saludos!

Anónimo dijo...

Noh... tienes una nevada... noh...

Y en fondo negro se ve rechulo.

Fusnes H. dijo...

y por los corazones q se han roto en el camiNO
(y sbms q N tl Mr s n pndjz (( s pndjs? sty br, no s)) l cs q hr s f pr rmprl l mdr l hj d s pt mdr)

Luis Ricardo dijo...

Buen viaje. La verdad sí me quedé pensando en el complejo-síndrome Bartleby.

Abominable Mario Flores dijo...

Yaa, regresa a tu computadora y platícanos qué calificación le pones a tu experiencia vacacional en el centro del país.
No podemos esperar a saber si comiste chapulines en Oaxaca, y si alguno de ellos estaba vivo (siempre he creído que eso es factible)

Andrómeda dijo...

Pondría un post sobre el complejo-síndrome-mal (aún no decido) de Bartleby, pero PREFERIRÍA NO HACERLO.

Yo me quedé pensando en cómo es posible que vivan seres humanos en el DF. Ser turísta es la onda, pero ¿vivir ahí? ¡qué valor!... Demasiado mundo para mí. Demasiado.




Oaxaca experimentó problemas técnicos. Shhhht, estamos fingiendo que no pasó. Chapulines ya comí una vez, pero aquí. Creo que todos muertos, shhht, también estoy fingiendo que no pasó.