jueves, agosto 26, 2004

Te vas Alfonsina con tu soledad

Y una voz antigua de viento y de mar / te requibra el alma y la está llamando / y te vas, hacia allá como en sueños, / dormida Alfonsina, vestida de mar


Posted by Hello


He dejado de huir del lugar común.


Ahora emular a Alfonsina Storni porque quiero morir de mar y que Mercedes Sosa me cante una canción.

Sólo eso y nada más.

sábado, agosto 21, 2004

El mundo estaría mejor si...

...Fernando del Paso escribiera nuestros destinos.


O igual y no.

Información importante

(Lista de cosas que estoy esperando que alguien me regale)

- La melancólica muerte de chico ostra
- Palinuro de México
- Rayuela
- Pinturas de Remedios Varo
- El sweet & sour, hot y spicy de Ely Guerra
- El DVD de El último unicornio
- Un gato (y una mamá que no odie los gatos)
- Tranquilidad
- La promesa de llevarme lejos de aquí

Si es cierto eso de que “al que no habla Dios no lo oye”, ahora que yo ya he hablado, me voy a sentar a la espera de que (una a una o todas amontonadas) vengan a mí las respuestas a mis peticiones.

viernes, agosto 20, 2004

I´m not singing in the rain!

(Tres horas atrapada en la inundación)

En la espera se hizo de noche. En el resbalar de la lluvia por los cristales se lavaron las esperanzas, se destiñeron, se hicieron nada.

Recordé cuán tarde era para mis deseos. Intenté actualizarlos, conseguirles un poco más de tiempo, pero descubrí, sin sorpresa, que habían caducado, en el justo momento de buscarlos, hacía millones de horas atrás. Esto es todo lo que me queda: la imagen de la reina fatigada, sin deseos, sin esperanzas, expuesta al mundo en el aparador de su carro, y una noche convertida en llanto en su honor porque ella no sabe llorar.

En la espera las calles terminaron por secarse.

Todo volvió a la normalidad.

miércoles, agosto 18, 2004

Si te pones a pensar...

Si te pones a pensar en los sitios donde has estado y la gente con la que has andado y todas las tonterías que no tenías que haber dicho (N. del T. ni posteado), te mueres.

(...)

Lo peor de todo no son las horas perdidas, ni el tiempo por detrás y por delante, lo peor son esos espantosos crucifijos hechos con pinzas para la ropa. Primero se recorta un cartón en forma de cruz y después se van pegando las pinzas encima. Hay que sacar el muelle y separar las dos tablitas y pegarlas luego con mucho cuidado, una para arriba y una para abajo. Al final se le da el barniz para que brille y parezca algo. También están los cubiletes para plumas y lapiceros, pero los crucifijos son mucho más feos.

(...)

En el primer curso era el libro de “Pandora y la caja de los vientos”; Pandora abría la caja en la segunda página y se pasaba después todo el año buscando sus vientos. En el segundo curso era el del “Payaso Panocha”. Todavía peor que Pandora, y peor aún que caerse en el patio y darse con la nariz contra el suelo. Los payasos son la segunda cosa más insoportable del mundo: disfraces de payaso, canciones de payasos, cuentos de payasos, películas de payaso y sobre todo cuadros de payasos.

(...)

Leí en el periódico que una señora se había muerto por llevar un pollo congelado en la cabeza. Resulta que la señora robaba y robaba y lo escondía todo bajo el sombrero. Tenía ya bastante práctica en todo esto pero nunca había intentado con los congelados. Por eso se murió, porque el pollo le congeló el cerebro. En algunas películas se muere la gente y en otras no. A mí me gustan las que tienen muertos y gente odiándose a conciencia los unos a los otros.

(...)

Las madres te ponen una camiseta de algodón y después un jersey de cuello de cisne y después una chaqueta de lana y después un abrigo y después un verdugo. Las madres no saben que a veces uno necesita moverse y por eso te aplastan con toda la ropa que encuentran en casa.

Lo peor de todo - Ray Loriga


Posted by Hello

martes, agosto 17, 2004

Abro paréntesis laboral

Llevo 3 horas frente a esta computadora y no he podido sacar una estúpida nota que ni siquiera requiere gran esfuerzo de mi parte, sólo decir: Chuchita y Juanito fueron los egresados más sobresalientes de la generación.

Tengo un montón de nombres e imágenes y una página en blanco.

Para colmo me han dejado completamente sola. Más frustrante no imagino.


Posted by Hello

Cierro paréntesis laboral.

lunes, agosto 16, 2004

Señales divinas

(Post incomprensible con mensaje subliminal)

¡Ya! Listo y superado.

Casi caigo, casi me convenzo (en secreto) de que podía ser...

Mas ¡nada!

Qué debilidad la mía, qué inocencia (pareces nueva), pero qué pertinencia de las señales divinas.

Yo tengo oídos y escucho.

A la reina no la vuelves a encontrar.

sábado, agosto 14, 2004

Material girl

Hoy, después de 2 años de intachable servicio, falleció mi celular.

Estoy de luto.


Posted by Hello





El lunes compraré otro.

El rey ha muerto... ¡Que viva el Rey!

viernes, agosto 13, 2004

Esperen un poco justo bajo la estrella...


* Posted by Hello

Si un niño llega hasta ustedes; si este niño ríe y tiene cabellos de oro y nunca responde a sus preguntas, adivinarán en seguida quién es. ¡Sean amables con él! Y comuníquenme rápidamente que ha regresado.

¡No me dejen tan triste!

Sin más explicación

(Envié este mail a alguien un día antes de mi cumpleaños...)

Me da un gusto acidulado el que recuerdes mi rimbombante aniversario. Por este medio te comunico que, como ya debe haberlo supuesto tu suspicaz suspicacia, habrá una gran reunión para rendirme honores en un día tan importante. Mis súbditos han organizado un baile de disfraces y todas las cortesanas están invitadas para lucir sus jugosos vestidos... Ésta sera una súbita oportunidad para conocer algún gentilhombre con el cual contraer nupcias y formar una descarnada y rutilante familia.

La cita será en el salón rojo, ubicado entre la caja de pandora y el cuarto que guarda la bacinica púrpura del abuelo Clemencio.

Te esperaré junto al maxilófono de Fertucci, ataviada con mi lujoso traje de rana y un ojo con la pupuila dilatada pendiendo de mi mano izquierda.

Por favor, no faltes, ya que sin tu presencia la fiesta entera se vendría abajo y los 150 mil invitados, con todo y sus osos grandilocuentes y sus azares, abandonarían mi castillo entre efervecentes sollozos para nunca más volver.

No permitas que la desilusión destruya mi atardecer de grises venganzas acuáticas y deja que tu luminosa esencia abrume la celebración de mis 14568 eras psico-lunares.

Me despido de ti al tiempo que mi pericardio secreta liquidos viscosos de colores platinados sobre mi trondescalsio.

Esperaré sentada en la copa del abeto a una paloma mensajera de nombre Sarilzia que lleve hasta mi aposento tu respuesta y tus saludos barcilosos.

Ai ai ai ai ai aaaa iiii aaa i i aiaiai iiiii a i.


(...Un día después, vomité.)

Nadie puede morirse de extrañeza, pero sí puede morirse de extrañar

(Llevo dos días tratando de recordar de dónde saqué esa frase... Voy de mal en peor porque ahora ya nisiquiera recuerdo si era literalmente así)

Durante un proceso de aseo profundo de mi cuarto me encontré con varias cosas que me trajeron recuerdos. En un ejercicio de introspección me pregunté si había algo que extrañara, algo que, si pudiera, lo traería a mi presente y nunca más lo dejaría ir.

La respuesta fue afirmativa: extraño un reloj que perdí hace como dos años.

No, no era un reloj de oro con diamantes en lugar de números, tampoco me lo dió alguien a quien amé profundamente ni era parte de una herencia familiar que se pasaba de generación en generación.

Sólo tenía manecillas y daba la hora, fue dignamente adquirido en el tianguis, pero desde que lo perdí, cada que quiero saber en qué minuto del día estoy viviendo y tengo que preguntárselo a alguien o buscar entre el tilichero el celular, lo extraño.

No he vuelto a comprar otro y a ése lo he echado de menos cada día desde hace dos años hasta hoy.

La conclusión es que no hay nada ni nadie que extrañe más que a mi desaparecido reloj.

¿Eso hablará mal de mi?
Nah.

miércoles, agosto 11, 2004

¡Soy la reina!

Sólo quiero celebrar mi triunfo.

Aunque la barra de herramientas del editor desapareció, yo tengo el poder y ya descubrí a base de ensayo y error cómo se pone un link...

Puede sonar (y ser) (y es) estúpuido, pero yo me siento muy realizada.


Our apologies

El otro día le mostré a una amiga el blog de X porque había ahí un post que hacía referencia a nosotras, depués de eso tenía pensado contarle del mío pero:

Ella: (Refiriéndose al blog de X) ¿Para qué hace eso? ¡Que se dedique a sus libros en lugar de estar publicando pendejadas en internet! Nada más lo hace para alimentar su ego. No entiendo estas páginas, son lo más estúpido que he visto en mi vida.

Yo: (Enogiéndome cobardemente de hombros) Mmm...

Ya no tuve el valor de hablarle de mi blog porque su crítica me pareció exactamente lo que yo hubiera dicho si yo misma no tuviera uno.

Por eso de antemano, antes de que alguien se sorpenda al descubrirlo, aquí declaro:

¿Por qué yo no tengo derecho a llevar una doble vida y, a escondidas, escribir un blog?

Así que si tú me conoces y por algún salto del destino llegas hasta esta página, sábete que cuando, como yo, estés más triste y aburrido que un disco de Sin Bandera entenderás por qué uno termina haciendo cosas así.

No me disculpo, sólo me explico. Yo sé que es incongruente con mi discurso, pero ¿qué le voy yo a hacer?

domingo, agosto 01, 2004

Las vueltas que dio la vida

*La historia puede empezar a contarse a partir de este punto:

*Ayer por la tarde fuí a un Blockbuster con la firme convicción de rentar "El gran pez" y, de pasada, aprovechar la tarjeta de "socio distinguido" de mi papá, rentar otra película y recibir la tercera gratis.

*Al llegar a la caja con mis tres estrenos y solicitar que se me respetara la oferta, resultó que ésta sólo era válida de lunes a jueves, tras de lo cual me vi en la necesidad de cambiar mis planes de renta (esto lo menciono solamente para constatar mi eterno infortunio frente a las gangas). El caso es que, seguramente como compensación a mi mala suerte, descubrí una promoción en la que puedes rentar 5 películas (siempre y cuando no sean estrenos) por $99. Elegí entonces: "Abre los ojos", "Doberman", "La rosa púrpura del Cairo", "El ciudadano Kane" y "Felicidad". La primera, de mis favoritas; las tres siguientes, queridas desde hacía tiempo; y la última, una desconocida a la que me arriesgué. Aún planeaba rentar "El gran pez" pero, de nuevo, al llegar a la caja me llevé la ingrata sorpresa de que mi economía no alcanzaba para tanto lujo. Con abundante tristeza tuve que elegir entre mi firme convicción o aprovechar la oferta... con todo y que es mi máximo, Tim Burton resultó perdedor. Y así, me fuí a casa con mis 5 películas a $99.

*Decidí sólo ver una película ese día. Aproximadamente a las 2:30 de la madrugada elegí al azar un título, inserté el disco en el aparato de dvd´s y me tendí cómodamente a ver "Felicidad". Desde los primeros 10 minutos de la película supe que lo que menos me iba a proporcionar era felicidad, en cambio, pintaba para ser muy aburrida. Muchas partes tuve que verlas en fwdx2 y ni así pasaba nada interesante. Gracias a Dios no hay plazo que no se cumpla y la película, por fin, se acabó.

*El festejo perfecto cuando son las 5 de la mañana y se ha terminado de ver una película mala es ir al baño (claro, qué más, lo saben desde los antiguos) y eso justamente fue lo que hice.

*Al entrar al baño me topé con una cucaracha. Corrí a buscar un zapato, intenté matarla, pero no lo logré, corrió, la busqué, había desaparecido.

*Lo inusual de que hubiera una cucaracha es que mi casa es el lugar más limpio y ordenado del mundo, paradójicamente mi cuarto es el lugar más polvoso y desordenado del mundo.

*¿No es obvio el punto al que quiero llegar?
1.- La cucaracha quedó viva
2.- Tiene tres opciones: aburrirse en el pequeño baño, salir a la limpieza y morirse intoxicada por el veneno que impregna los pisos, o irse a vivir a mi cuarto dónde tendrá un lugar caliente, seguro y lleno de sorpresas felices para ella.
¿Cuál elegirá?

*Ahora ya no puedo dormir agusto, me aluzo y me intranquilizo, drama y terror.

*Conclusión: Voy a demandar a Blockbuster. Si me hubieran permitido aprovechar la promoción y rentar "El gran pez" nada de esto hubiera pasado.

Bien dicen que la mayoría de las tragedias pueden evitarse, este es un claro ejemplo. (Un largo y claro ejemplo).