martes, enero 18, 2005

Under (re)construction

Se acabó mi momento de melcocha barata. Ya vuelvo a ser yo. Que para eso hay melcochas baratas originales y mucho mejores.

Nada más un último mensaje al -aún queridísimo- narratario (sólo esto y dejo de plagiar a Niche):


Si la casualidad nos vuelve a juntar
diez años después
algo se va a incendiar




Ya, vuelvo a ser yo.

3 comentarios:

Abominable Mario Flores dijo...

Se me fue el color cuando vi que a tu blog se le había ido el color. Pero qué bueno que lo hayas cambiado. Ahora más minimal.

Chela fría, no es necesaria esta crisis de identidad por la que pasas. Ni te vamos a confundir con el blog que es como el tuyo pero sin la "s", ni creeremos jamás que la Graciela-primera-en-sacar-el-blog es mejor que tú, ni haremos una disertación sobre las semejanzas entre tú y Niche.

O bueno, quién sabe, ya sabes que Derecho de Réplica se las gasta bien acá.

Andrómeda dijo...

Ya volvió el color. Ya pasé la crisis de identidad. Ya acabé de plagiar a Niche...err..digo...de crear intertextualidades con ella. ¿Derecho de réplica? No. ¡Chú, chú!

es mi nombre Berenice dijo...

La malcocha barata es necesaria de vez en cuando. Los narratarios... siempre causan demasida humadera.