domingo, marzo 20, 2005

La sabia naturaleza - Lección 2

Casi nunca me como una fruta sin antes partirla a la mitad y observar cuidadosamente su interior. Nunca se sabe lo que una fruta puede llevar dentro.

Y así con todas las cosas.

Mire y aprenda: Una vez mi mamá mordisqueó una manzana, después decidió darle la mitad a alguien y, sosteniéndola entre sus manos, la dividió con un cuchillo. Al momento de separar las partes, un gusano grandote cayó sobre el plato haciendo haciendo este ruido: "¡plas!". Hasta ojos tenía ¡qué barbaridad! y con ellos nos observaba retoricéndose entre los restos de comida, burlón.

Conclusión: Qué maravilla poder partir a la mitad a personas y situaciones para tirar a la basura a los engusanados antes de mordisquearlos, de tragarlos casi por completo, de descubrir algo extraño, disgustante, casi al final y escuchar "¡plas!".

16 comentarios:

rfr dijo...

tú dices como el gusanito de la curiosidad?

Sabina dijo...

¿gusanito de la curiosidad? ha de ser el gusano del putrimundo, ojalá pudiéramos, ojalá.

El rey de México dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
El rey de México dijo...

Ya se que no tiene mucho que ver, pero no puedo evitar comentar que este post me recordó bien cabrón un segmentito de plaza sésamo donde cortaban una manzana linda que tenía un gusano dentro y después una manzana deforme que estaba dulce y jugosa por dentro. El segmento de plaza sésamo no importa, sino lo que yo estaba pensando cuando ví ese segmento hace muchos años.
Por cierto que me pasa mucho con tu blog eso; continuamente leo cositas tuyas que indirectamente me hacen recordar cosas que había olvidado.
Me gusta tu blog, le haré publicidad.

e dijo...

Tanta precaución me provocó dolor de estómago (y náusea).

Yo prefiero las manzanas que traen gusano por dentro, nunca van a misa y provocan dolor de cabeza de vez en cuando.

Lo mejor empieza cuando descubres el gusano demasiado tarde...

Alfredo Mora dijo...

uuuuuuuuuy. nomás me imagine el "crack" de morder la manzana "all inclusive".

es mi nombre Berenice dijo...

Mmmmmmhhh, partiría a tantos. Seguro mi narratario tendría hartos gusanitos.

tacho_playa dijo...

Manzana podrida, un, dos, tres y salida...

Tony dijo...

Que asco!

Pero cuanta razón tienes, ojalá pudieramos conocer el interior de las personas...

Aunque en todo caso, creo que si pudieramos conocer el interior de las personas, viviríamos todos como islas porque seguramente algo de los demás no nos gustaría.

Malakatonche dijo...

Mmm, manzanas...

Peor tantito, abrir un huevo en la sartén, y que este embriónico.

yuc.

Abominable Mario Flores dijo...

No mah, ¿a poco te ha pasado?
A ver, cuenta.

Malakatonche dijo...

Primera señal de que es embriónico: la maldita sangre.

Segunda señal: la peste que el freir esto conlleva.

Si eres un maldito maniático, puedes acercar la cara para darte cuenta de lo parecido que es a un gusano, pero con los ojitos negros, la apariencia grisácea que va tomando de la freida, las vértebras y el conato de pico...


Comidi-ta.

e dijo...

Mmmmm..

¿la habrán secuestrado?

Abominable Mario Flores dijo...

No, se fue de vaga. Pero debería regresar un día de estos, si es que no se pierde.

(Puede)

tacho_playa dijo...

ZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzZZZZZZZZZzZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzZZZZZZZZZzZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzZZZZZZZZZzZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzZZZZZZZZZzZZZZZZZZZZZZzzzzzzzzzzzzzzzZZZZZZZZZz

Alguien dijo...

nos fuimos de vacaciones en monopatíinnnn!!!!

ya, ya llegaste, ya escribe. oyessssssssssss que siempre sí queremos cuento, pero que sea infantil, así va.

qué? háblame, no? o bueno, yo te hablo, alo mejor mañana, no sé, beuno si no, te veo allá, voy a casa de Pérez, no sé, adios.


ahhhh!! y te llevo tu libro!! ay qué bonito libro! gracias!!