miércoles, mayo 25, 2005

Cada memoria enamorada guarda sus magdalenas
y la mía -sábelo, allí donde estés-
es el perfume del tabaco rubio
que me devuelve a tu espigada noche,
a la ráfaga de tu más profunda piel.

Me voy a dormir porque tengo ganas de llorar. Desde siempre el llanto se me ha condecido de a poco. Pareciera que no lo merezco, que es para otros. A mí sólo se me permiten largas jornadas de sueño para ocultar la insensibilidad.

Me voy a dormir porque tengo la extrañeza metida en el cuerpo. Estoy triste y son tantos los deseos de montarme en el drama que mejor me oculto hasta que vuelva a ser yo, con toda mi templanza y la fuerza de mi voz asegurando que no me importa nada.

Me voy a dormir porque se me vienen las realidades y, peor aún, las visiones claras de un futuro al que yo ni quiero llegar. No puedo tocar nada. Lo que necesito es consuelo, pero canso y me canso. Ya se sabe que nadie me va a escuchar. No dejo que las lágrimas me alcancen.

Me voy a dormir sobre los colchoncitos rosas de mis recuerdos. Me voy a dormir en ellos porque hoy me lleva la chingada, porque solamente los putos recuerdos me pertenecen y porque ocultarme hasta que todas las cosas sonrían es mi único derecho. Me voy a dormir sólo por eso y nada más.


Más tarde comprendí y no hubo pena,
te cedí la ciudad de mi más profunda piel
desde tanto horizonte diferente,
después de fabulosas máquinas de sitio
y parlamentos y batallas.

* Tu más profunda piel - Julio Cortázar

12 comentarios:

Chrontázar dijo...

It's gonna be war all the time
I've heard the machine guns
the catapults
the mass destruction
all around

I know the Unknown Soldier
and the mass murders
waiting in every corner

We dropped the bomb, the bomb won

Seraphim dijo...

Y yo no sabia que la Impecable y Diamantina Andromeda y demás, tenia comments en su blog. Es que como no dice comments uno no sabe que son cooments.

Confusión y trauma, porque cuando la leía a diario quería comentar.

Luis Ricardo dijo...

Así es. ¡Salud, Impecable y diamantina!

Daniel M. dijo...

Pero el amor, esa palabra...

Abominable Mario Flores dijo...

Ah qué burro, Serafín.

Razón pa estar triste: Niche borró su blog.

Sí. Bo-rra-do. Por maquinaciones de unas viejas malas. Que aquí comience el chisme, la indignación, el dolor.

Luis Ricardo dijo...

¿En serio, Mario? Cuánta mierda.

Que regrese. Ay, qué horror.

Niche dijo...

Entonces duerme 22 horas.

Fusnes H. dijo...

Yo me voy a morir

Anónimo dijo...

Seguro que no de amor.

Anónimo dijo...

Yo intenté entrar al blog de Niche y me dijo que "gracias, pero no gracias". Todo fue tranquilidad porque creí que sólo tenía el mal de desaparición que atacó al de Mario. ¿Entonces de verdad se fue? Pinches viejas malas. Vuelve Niche, vuelve, vuelve, vuelve. /Indignación/ /Dolor/

Andrómeda dijo...

Ambos usuarios anónimos soy yo a través del filtro de mi pendejez natural.

Seraphim dijo...

No es pendejez es que la lucidez mental, física y emocional huye de nosotros.

Es simple ausencia de habilidad