jueves, mayo 19, 2005

Fin del mundo del fin (¿qué ese título no es de...? sí, sí)

Antes que nada:

Aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhh

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhhh

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhhhhhhhhhh.

Ahora bien, gracias a Mario acabo de caer en la cuenta de que ya es

EL FIN DE SEMESTRE /voz cavernosa/.

Horror, pánico, y no porque ya sea

EL FIN DE SEMESTRE /voz cavernosa/

sino porque ya es

EL FIN DE LA CARRERA /voz todavía más cavernosa/.

Horror, pánico, hiperventilo.

Ay, no. Ay, no. Uno no pasa 20 años continuos estudiando para que de pronto le digan "ps, ya se acabo, ahí a ver qué haces ahora". Yo no sé trabajar, no sé levantarme temprano, no sé llegar a tiempo, no sé ser responsable. Yo nomás sé ser estudiante (y de una carrera-romántica-ni-sirve-pa-nada).

Pero todavía me quedan 30 días para sufrir un fatal accidente, antes de ser de verdad infeliz y no la jodidez de mediocridad anímica que ahora traigo. Al menos me resta esa esperanza, al menos... 29, 28, 27, 26, 25...

5 comentarios:

es mi nombre Berenice dijo...

Haz lo que yo, sube tu currículum a la base de datos del gobierno. Con suerte terminas siendo burócrata.

Daniel M. dijo...

Pero cómo te atreves, ser irresponsable y no levantarse a tiempo y no saber trabajar es algo que necesita mucha dedicasión sacrificio y tiempo. No nos discrimines por favor.

Daniel M. dijo...

y si, esa "dedicasión" de la que hablo es muy pero muy diferenta a la "dedicación"

Sabina dijo...

¿Victan para la señorita, barbitùricos rositas que tientan para cometer sobredosis? ande, ande.

Aldebarán dijo...

Chin yo si se trabajar y levantarme temprano, pero aparte de ke a mi me faltan 395 días para terminar, en realidad no se que haré cuando llegue el momento... voy a poner un bule!