martes, mayo 10, 2005

Los buenos empezamos a cansarnos

Pocas cosas me han resultado más perdurablemente chistosas que una tira de Quino en la que Mafalda compone una canción de protesta llamada "Los buenos empezamos a cansarnos".

No mucho tiene qué ver, pero cuando siento que algo/alguien me está presionando demasiado, o está llevando una situación pendeja al límite, le digo eso (casi siempre sólo en mi mente): Cuidado, los buenos empezamos a cansarnos, además del consejo que da la voz de una mujer al principio de la canción El diablo de Fobia: No tires tanto de la cuerda...

En El gran preténder de Luis Humberto Crosnosécómoseescriba, el personaje introvertido y calladamente tolerante es presionado hasta el extremo de "reventársele el resorte" y volverse violentísimo. Así se gana el apodo de "El Saico" y se convierte en una especie de líder de los cholos.


El Saico no está
El Chemo no está
El Mueras no está

(cómo me gusta esa parte)


Yo siento que no falta mucho tiempo para que, cling, se me reviente el resorte, se me suba el saico y ahí los quiero ver.

No tires tanto de la cuerda... Los buenos empezamos a cansarnos.

2 comentarios:

Sabina dijo...

claro que el resorte se revienta o se quiebra alguna vez y entonces... ahí te quiero ver, bueno, en realidad no tanto.

Abominable Mario Flores dijo...

La voz de la mujer de la canción de Fobia se parece a tu voz de señora.
O sea, a la voz que haces para hacerla de señora, no que tengas voz de señora.

-Le di TRES fumadas al cigarro, Graciela, y me mareé y lo apagué.