viernes, mayo 06, 2005


Que venga, que me cargue el payaso, que me lleve a donde quiera. ¿Y dónde vamos a poner la bandera de la patria? ¡En la luna! Porque la patria no está aquí, está allá. Porque no me van a hacer llorar. Porque no me importa nada. Porque yo sólo tengo zapatos. Que venga, que me cargue el payaso. Porque soy Impecable y Diamantina. Y porque, carajo, aquí no hay más que la prueba del sentimiento tragicómico de la vida. Que venga el payaso. Me voy a reír. Aquí lo espero, jaja. Nada de dramas. Que venga, que me cargue el payaso, que me lleve a donde quiera. Impecable. Sí. Diamantina. Sí. Puta madre. ¡Impecable y Diamantina! Posted by Hello

4 comentarios:

Malakatonche dijo...

Y se me resbala una lágrima en la mejilla...

Para todo hay un momento, hasta para llorar.




Mentira que es para cobardes o para los débiles: se tienen que tener muchos huevos hasta para llorar.

Andrómeda dijo...

Ay, Omar, si pudieras tú saber lo prudentísimo que fue ese comment tuyo. Ni iba a dejar esto como post, pero te pasaste (de chido) y se queda.

Sabina dijo...

ups, y no fuimos a comer, de seguro es el mismo payaso el que se encarga de todo este desmadre.

Malakatonche dijo...

Se me escurrió "el ser humano", qué quieres que te diga...