martes, junio 21, 2005

Estoy tan bonita que es una lástima (*)

Sobre las cosas bien interesantes prometidas ahí abajo, no tengo nada, pero a cambio la sabiduría popular a mitad de precio tomada de The hours:

But I still have to face the hours, don´t I?
I mean, the hours after the party and the hours after that...

Eso es muy cierto.

2 comentarios:

Frida dijo...

Y nomás, las promesas, cosas malas, casi siempre : D

Luis Ricardo dijo...

Debió estar entre las mejores frases del cine americano del AFI.

Pero no, ellos preferían 'I don't give a damn' de Lo que el viento se llevó.