martes, agosto 02, 2005

La vida: instrucciones de -mal- uso

Hay en toda vida una palanquita para destruír lo propio. Esta destrucción no debe entenderse como desintegración (ya quisiéramos) sino como la seguridad de que todos los días venideros serán irremediablemente feos y caóticos.

No hace falta tirar fuerte de la palanquita, basta con sólo tocarla.

Inútil prevenir. La gente tira de la palanquita todos los días y en todos los lugares (una vez por cada persona, valga aclarar) aunque bien se sabe lo que viene después.

Inútil prevenir y ya mejor sólo aconsejar: Cuando la destrucción (aunque creo que más bien es construcción destructiva) haya dado comienzo, no hay que moverse mucho, no luchar, no nada. Lo único que queda por hacer, lo único que se ha hecho siempre: sentarse a esperar.

*** Eso sí: No dramatice, no sea puto.

Yo ya tiré de la palanquita (tal vez sea botón, los instructivos de la vida suelen ser confusos en los detalles), por eso me instalo una sonrisa autocompasiva y espero, espero. Tic, tac, tic, tac...

15 comentarios:

Seraphim dijo...

Aqui se deben aclarar un par de cosas:
1.- Al ser tu gemelo maligno tenemos que activar el "switch o' doom" al meeesmo tiempo, para que el efecto sea completo.

2.- Al ser tu gemelo maligno al activar tu switch me afecta también a mi, por lo que los días por veir serán medianamente caóticos.

Quiero un frapuccino, pèro tal vez ya no haya, pues activaste la palanquita... y solo encuentre moka. Se me antoja un helado de cochochip, pero tal vez solo encuentre de vainilla... la vida no es justa, es complicada, llena de botoncitos y palanquitas, incluso hay un par de poleas.

Daniel M. dijo...

Ayer activé la palanquita, he aqui lo que pasó:

1-Ya no había transporte para mi casa.
2-La micro que debía llevarme hasta el metro más cercano me votó en una avenida chakala a altas horas de la noche.
3-hacía frío y yo sin sueter.
4-Comenzó a llover mientras caminaba ala otra avenida donde debía tomar un bus para llegar a casa.
5-Perdí mi único billete de 20 peso que pagaría mi transporte seguro a casa.
6-En la avenida me persiguieron mujeres de la noche, no había rastro de seres amigables.
7-llegando a la avenida resulta que estaban haciendole obras de reparación y desviaron la circulación de mi ruta.
8-El frio comenzó a entimirme el cuerpo.
9-Intenté llamar a mi madre para que fuera por mi, pero ya no tenía crédito en el celular ni varo para hacer una llamada.
10- Dos horas después por fin llegué a casa con los dedos de las manos congelados.
11-Tuve espantosas pesadillas antes de comenzar el día de hoy.

Resultado:

Miedo al mundo...¿o a mí palanquita?

Seraphim dijo...

Naaa, usted nomás tuvo un mal día, eso no es nada.

Abominable Mario Flores dijo...

En el cuerpo del humano hay otra palanquita, que activa la flojera y que yo traigo prendiidbluuurblug aj.

Ojalá pudiera decir algo más que Hola Graciela, mucho tiempo sin verte conectada, cuídate, vales mil, no aburrblaaag blug blah.

Oiki dijo...

Osé tirar de la palanca... pero me arrepenti y trate de regresarla. Anda tu que se rompio y ahora un día bueno, uno malo y le sigue otro peor. Con suerte y el ciclo se repita y solo sufra un día: el bueno porque me recuerda lo malo que son los demás.

Supongo que debí haber sido menos codo y comprar el boton.

Tortuga Estelar dijo...

oiga m'ijita, ante el final de su post me acordé de las sabias palabras de gwen stefani:

tic tac tic tac
take a chance you stupid ho!

claro que, pensándolo bien, esta cancion sólo aplica para alguien que:
-haya sido y aún sea una "super hot female"
-tenga un contrato de un millón de dólares
-todo el mundo esté esperando su nuevo éxito

chale, será mejor oir estas canciones en el cuartito oscuro de nuestras manos... me saludas a rutilio

Daniel M. dijo...

Puede ser Seraphim, pero uno tras otro ya no es mal día.

tapetazo sin palanca dijo...

Aquí todo es pura imaginación, los malos días no existen.


Me gusta tu blog.

Fosfocito dijo...

Ay que pena, yo creí que era un control de Playstation o de Xbox y me la pasé presionando los botones hasta que todo estalló y apareció el mensaje ese de "Game Over"

Supongo que me equivoqué.

Seraphim dijo...

Bueno si tienes un día malo tras otro, llegando hasta siete, entonces ya no es un mal día, es una mala semana.

Que mal está la educación en México.

No se crea ud. es broma... bueno... se supone.

Pero weno, ya dejen de moverle a su palanquita del placer, dejense ahi, cochinos

conejo dijo...

pues sí, qué otra cosa queda más que sentarse a esperar.
y yo estoy sentado también, esperando que me regresen mi blog.

Aldebarán dijo...

Hoy acabo de comprender tu post... y lo peor de todo es que lo leí desde el primer día...
conmigo es así: tengo un botón de "stand by" y ándale que lo apreté y ahora no sé cómo quitarlo siempre tiro los instructivos!!
Ady me dijo que era una espera, y que me compredía, que ella estaba igual, pero yo no tendré un fruto tan fructífero (valga la redundancia) tengo rato esperando... escucho el tic tac tic tac... pero se quita sólo el botoncito? cito: hay no, hay no, hay noooo!!!

Tony dijo...

Bueno, y ...
¿Qué esperas?

Saludos!
=)

Anónimo dijo...

read your blog, think you'd be really interested in this website

es mi nombre Berenice dijo...

¡Aaaaaaaaay! ¡Cuidado, Graciela!