miércoles, septiembre 21, 2005

Usted está aquí

Y, sinceramente, yo me pregunto si no tendrá nada mejor que hacer. De ser el caso, póngase a leer Palinuro de México, que es tan hermosísimo como entretenido.

Mire nomás que bonito:

"Entonces, ¿estás ya segura de lo que quieres?", le pregunté.
"Sí. Eso es lo que yo quiero exactamente. Que cada uno se lleve un pedazo tuyo o mío. Que venga un águila y se lleve tus ojos..."
Quedé un poco resentido por la ocurrencia y le dije en venganza:
"Que venga una cacatúa y se lleve tu lengua."
"Que venga un murciélago y se lleve tu sangre."
"Que venga un colibrí y se lleve tu clítoris."
"Que venga un buitre y se lleve tu miembro."
"Que venga un ave del Paraíso y se lleve tu alma", le dije, y nos quedamos callados.


En serio, lea Palinuro de México. Conocedores como el Gran Fornicador ya me hicieron caso y ahora lo recomiendan también.

Conozca, pruebe, le va a gustar.

20 comentarios:

Chrontázar dijo...

En eso ando, pero se me atravezó Ricardo Reis un año antes de su muerte, qué hacerle (y sí, Palinuro lo compré por tu culpa, y creo que está incompleto, y también es tu culpa -putos libreros de viejo del Tianguis Cultural, es la segunda vez que me la aplican)

Gran Fornicador dijo...

Es una lectura que no solo he disfrutado enormemente, sino que ha ejercido cambios innumerables en mi vida: cura el pie de atleta, hace bajar de peso, quita el acne de la cara y confiere inmunidad a ataques de rameras gordas. Ah, y ademas aclara misterios como el nombre de este blog, que proviene exactamente de la parte de abajito de la página 487 en una edición re bonita de ed. Diana que tengo, pero mejor no les digo que dice porque que tal que es un secreto que la autora del presente no quería revelado y me pega con sus trencitas rubias. Además leanlo, lo único que tiene de malo es que es adictivo, yo ya llevo 4 meses o algo así con el librejo ese. Pero eso si, le agarra uno cariño.

Malakatonche dijo...

¿Queseso de poner verificación en los comments?, me cortas la inspiración.

Por cierto: yia llegueeee...

Abominable Mario Flores dijo...

Ya sé que ya había preguntado, pero... ¿quién es el autor, otra vez?

Holas, Graciela. Tal vez te preguntes porque hace mucho que no nos vemos en msn: Es que hace mucho que no tengo msn. Pero ya lo volví a instalar. Podremos volver a platicar desde tu pinchi web-based-version que no sirve para nada.

Ah, bueno, pero algo es mejor que nada. Sería bueno que existieran web-based-versions de los hornos de microondas, ¿no crees?

Andrómeda dijo...

Ajá! Y qué casualidad que los dos vuelven al mismo tiempo...

Está bien clarito que se fueron juntos. Si ya sabía que algo se traían ustedes dos (Mario y Malakatonche, por si había que aclarar).

Luis Ricardo dijo...

¿El Complot Mongol o Palinuro de México?

F dijo...

Gracias por tu comentario.

La ausencia no es definitiva, por cierto.

Espero las coordenadas se repitan, espero sigamos.

Un saludo, un tanto.

F dijo...

Por cierto, viendo tu perfil encuentro una película que en algún tiempo me obsesionó (llegué a verla tres o cuatro veces por día, durante unas dos o tres semanas): A eternal sunshine of the spotless mind. Aquel inolvidable: change your heart, look around you / change your heart, it will astound you / i need your loving like the sunshine / and everybody's gotta learn sometime / everybody's gotta learn sometime

En fin, sólo eso.

Daniel M. dijo...

something to say? something to do? nothing to say when there's nothing to do

Seraphim dijo...

En esta temporada de impecable y diamantina:

Verificación de la palabra en la blogósfera Regresan tras de su inesperada desparición Malakatonche y Mario; Andrómeda sufre de paranoia, le reclama a todo el mundo acerca de todo.

La verificación de la palabra es útil, para que no te caiga el spam (y yo me pregunto que tiene que ver la verificación con la carne enlatada?).

Aldebarán dijo...

me lo prestas?? soy muy pobre...

Luis Ricardo dijo...

La verificación del jamón del diablo, Seraphim.

Sergio dijo...

El palinuro de mexico es como un chiste de esos que no te hacen reir por serlo, sino por que lo cuentas.

Osea que es un chiste bastante malo.

Ahora, a juzgar por la expreción de su desproliferado rostro, meresco los escupitajos.

Andrómeda dijo...

Jaja. Yo tenía un maestro que decía que Palinuro era un "pretensioso intento malogrado de abarcarlo todo en un sólo libro". Pero a él se le iba el ojo y siempre era difícil saber a quién se dirigia cuando hablaba, yo le perdonaba que dijera esas cosas por tan fea deformidad.

Tienes alguna fea deformidad que disculpe que no te guste lo que a mí me gusta? Eh eh?

Seraphim dijo...

Yo tomaba la clase de un maestro que acompañaba todas sus frases de la "palabra": Ete.


"Lo que pasa es que ete, el switch ete, permite ete, que los datos que ete se transmiten ete...

Cuando instalamos una red en... ete ... como se llama... ete... aqui en... Chetumal"

en serio... le deciamos chicoche.

Seraphim dijo...

La verificación de la palabra vs la carne endiablada, pues.

Oiki dijo...

pues...ete... la palabra esta...ete.. anti-spameadora si quita la inspiracion (tal vez sea por fin mi ansiada excusa para comentarios inutiles e intrascendentes), pero aun asi...ete... la prefio a la carne endiablada

Sergio dijo...

Si, a eso me refiero.

Un chiste muuuy malo.

Sofía dijo...

palinuro suena irremediablemente a albur. gracias.


Y esto del verificador de palabras es una maravilla- La mía de hoy es whoputmk. Una joya.

Julian dijo...

Yo no creo que sea un mal chiste, para nada, sólo un chiste que requiere saber de muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuchas cosas para comprenderlo...

Por ejemplo, quién se reiría en la parte que habla de los cardiogramas cuando dice que el de un muerto era el silencio musical que tanto buscaron John Cage y otros (para empezar casi nadie conoce a John Cage, segundo, los que gustan de literatura no necesariamente gustan de música)...

Además no creo que sólo sea un chiste como otros libros, también tiene partes sumamente hermosas (que también requieren algo de conocimiento) como la parte en la que convierten su cuarto en un móvil que viaja a la velocidad de la luz a través del espacio tiempo... es maravillosamente hermosa...

Yo lo resumiría como un libro de una belleza formidable, de una agilidad fantástica, de una rareza incitadora y de una cultura incomparable: una obra maestra.