martes, octubre 04, 2005

Son solamente simplismos

En la prepa tuve una amiga que fue mi amiga porque su única otra amiga, cuando se enojaba porque su computadora no prendía, le apagaba de súbito la de ella para estar parejas en el atraso en la clase de computación. Después fuimos amigas porque la quisieron secuestrar y se tuvo que ir a una casa por el camino a la mía y tomábamos el mismo camión de regreso de la escuela. Después fuimos amigas porque, aún sin que la quisieran secuestrar de nuevo, se cambió a un lugar que queda justo atrás de donde vivo yo. Finalmente, fuimos amigas porque nos caíamos bien.

Las razones para tener amistades son simples.

También para perderlas.

La comunicación humana no debería existir.

Qué gran petición esa de ¿me coses la boca, por favor?* Y los oídos y los dedos y los ojos.

Un costal de yute para vivir dentro de él, eso quiero (necesito) yo.


Otra vez la palabra inútil: perdón.

13 comentarios:

Daniel M. dijo...

Pues si, el verdadero problema del hombre comenzó cuando trató de comunicarse... y qué crees?... lo logró (creo)

Alguien dijo...

¿te acuerdas de la cara de costal de Cancela?
me debes una cara de mariposa negra, por cierto.
...
el ejemplo de la "amiga" (tan desconocida ella), ¿es sólo un ejemplo que sirve para el post o de ella hablas en el post?



ahhhh!! y eso de las letras de abajo ¿qué indica? ¿para qué sirve?¿por qué yo no tengo uno desos?

Luis Ricardo dijo...

¿Qué habrá sido de la que apagaba la computadora de sus amigas?

Gran Fornicador dijo...

Yo una vez me hice amigo de una chica para robarme unos libros. Y no se preocupe usted, le juro por lo más sagrado que con el tiempo se va a dar cuenta de que la comunicación humana no existe.
(Por obvias razones, no vale la pena intentar explicar)

es mi nombre Berenice dijo...

Yo estudio comunicación, así se llama la carrera: ciencias de la comunicación.

Tan simple como que perdone, ¿verdad?

Tienes otros amigos por circuntancia simple, tenían una blog y tu tenías un blog y se leían (eso fue cursilería involuntaria).

Andrómeda dijo...

Daniel, pero lo logró bien mal. Para este cuasimodo de comunicación humana mejor que ni lo hubiéramos intentado.

Alguien, no, es sólo ejemplo, con Pureza todo bien.

Ricardo, como le robé a su única amiga, ahora trabaja en Hacienda.

Fornic, cuando viva en el costal de yute segurito me daré cuenta de eso.

Niche, cursilería involuntaria muy linda, bien recibida y agradecida (la melcocha barata que todos llevamos dentro).

Flectere dijo...

snsido shyegfd ej dnsuewnls skaianelk skmsksd dkd skweud slñapñsaeuda... sxlñaew aslñ.

dsñolfi





[No, la comunicación humana no existe]

Aldebarán dijo...

Dímelo a mi... la comunicación si existe, yo tengo una maldición: de todo me entero, y eso a veces me trae problemas, tal vez no la estructura como debiera, pero ps a veces es bueno decir algunas palabras que queden grabadas.

Alguien dijo...

ah! sí! creanme,peor que que no te cuenten lo que quieres saber es que te cuenten lo que no quieres saber. nada más feo que obtener "demasiada información".

Trompetista de Falopio dijo...

Deberìamos comunicarnos como lo hacen las jibias, esto es: cambiando las tonalidades de nuestros cuerpos. Sin duda la cosa sería más sencilla.

Alfredo Mora dijo...

El problema no es la comunicación, el problema es el lenguaje.
Agarremonos todos a besos¡¡¡¡

Andrómeda dijo...

Eric, eso, mi querido amigui, no es una maldición, es más conocido como "ser chismoso".

Alguien, eso es muy cierto.

Alfredo, nah qué, los besos serían más confusos. Además, fuchi, deporsí hablar con desconocidos (o conocidos, igual) desagradables es horrible, andar besandólos indiscriminadamente en lugar de sólo decir "con permiso" o "no, gracias", brrr.

Me gusta el plan de comunicarnos a través de cambios de color. Si es imprescindible lo verbal (esto viene por el comment de Flectere) usar la variedad del verificador de palabra. Así: ¡wookamspt! (mi palabra de hoy) la usaría cuando esté feliz y todos lo tengan que saber.

Palabras cambiantes y sin significado establecido: el futuro de la comunicación. Muerte a Saussure. Larga vida al verificador de palabras.

Seraphim dijo...

Verificador de palabras... debe ser un empleo muy desesperante.

La de hoy suena a masturbacion