viernes, diciembre 30, 2005

Lugares comunes

Volvió. /Respiro de alivio./ Y es que era muy triste querer entrar a mi propio blog y no encontrarlo.

Una vez arreglé mi cuarto y guardé el libro que en ese momento leía (a saber, Corazón tan blanco) en el lugar que me pareció más obvio para guardar el libro que en el momento se lee (a saber, el cajón de un buró). Cuando quise seguir leyéndolo lo busqué en el huequito entre el colchón y la pared (donde siempre lo pongo) y no estaba, tampoco abajo de la cama, tampoco en el clóset, ni en los otros cuartos, ni en los libreros, ni en el carro, ni en el trabajo y tuve que darlo por perdido. Hasta que necesité algo del cajón del buró y lo abrí vi que ahí estaba, en el lugar que jamás recordé como el más obvio para guardar un libro. Eso siempre me pasa: guardo cosas en sitios que en el momento me parece muy evidentes y luego doy por perdido lo guardado porque ya no me acuerdo dónde lo puse. No soy buena para los lugares comunes.

A mi pobre blog lo cambié de dirección en un momento de coraje post-navideño y luego se me olvidó cómo era la dirección a donde lo mandé y la computadora de mi casa no me dejaba entrar al blogger para verlo y hasta hoy regresé a la todopoderosa computadora del periódico y pues ya, volvió.

La vida definitivamente no es bella, pero sí fácil (o con el tiempo se vuelve), y me gusta así.

9 comentarios:

Chrontázar dijo...

Quiero hacerme una vida horrible pero cómoda, sabes dónde podría yo encontrar algo así?...

Chrontázar dijo...

Por cierto, felicidades por el aclamado regreso...

Trompetista de Falopio dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Trompetista de Falopio dijo...

Guardo aquí un abrazo por el año que felpa y por lo que venga. Salut, Graciela.

Andrómeda dijo...

Salut a ti, por ti, por Thomas, por las maracas y los floretes, por la mariposofobia, por todo todo. Abrazos y salut, Livijazmín, salut.

Chrontázar, ps eso se encuentra bien facilito: la respuesta está en el telefonismo. La vida horrible pero cómoda lleva una corbata atada al cuello, ya lo sabes bien.

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Que tragedia la ocurrida con su blog, pero ya ve la vida es buena, le regreso su libro y ahora le regresa su blog (y también para tranquilidad de lectores asiduos, que estuvimos con el Jesús en boca al percatarnos de la breve inexistencia de su blog). Usted es enserio afortunada.

Luis Ricardo dijo...

cu-cu-cu-cuéntame

Abominable Mario Flores dijo...

Yo tengo pedos con el sentido común. Ante un problema, siempre tomo la que me parece la única y más lógica opción, para encontrarme que la población del planeta tierra cree que la opción correcta era el exacto contrario de la opción por mí escogida.

Es por eso que yo admiro a las avestruces y su método de trouble shooting.

Feliz Año, Grazzilla. Que sea uno que tenga muchos tés chais en él.
Que Ciudad Zapopan se cubra de bendiciones, ángeles del cielo, tejuinos gratis.

Sofía dijo...

volvió el hijo pródigo
hijo prodigio