miércoles, junio 14, 2006

Por eso tengo un blog (la conclusión de la conclusión)

1.- Problemas con el reloj biológico
No es que no me dé cuenta qué hora es, en mi casa hay más relojes que cuartos y en mi cuarto más relojes que ganas, los veo y los comprendo, de números y de manecillas, todos los manejo, pero siempre creo que aún estoy a tiempo, aún estoy a tiempo, aún estoy a tiempo y de sopetón ya es muy tarde, por eso nunca estoy a la hora que debo sino mucho después. Lo que pasa es que traigo mal aceitado el reloj biológico, se le atoran los engranes, tengo descompuesta la glándula que secreta los minutos. Es patológico lo mío. Debo ser tratada en mi impuntualidad con amor y respeto como cualquier enfermo.

2.- Culpo a los chinos
Complicado despertar, pero complicado también dormir. De un tiempo acá ya no duermo sino hasta que no sale el sol, pero no es mi culpa, es culpa del reloj biológico mal aceitado y de quien decidió pasar la novela china (coreana) a las 5:00 a.m. Ésta se trata de dos chinos enamorados de una china, la china quiere a uno, pero él es famoso así que no puede estar con ella; esos chinos y todos los demás chinos ahí tienen muchos problemas, y claro, cómo no iban a tenerlos si son chinos. En la novela todo es drama, pero uno no les cree porque lo que implique chinos suele ser poco serio. También lo que implique la palabra "pollo". Yo igual veo la novela y como el pollo.

3.- Chimulco, agua, pura diversión
El otro día soñé que me encontraba en la calle con el niño que rapeaba el jingle de Chimulco. Al principio no lo reconocía sin los lentes oscuros, pero cuando me daba cuenta de quién era realizaba mi gran ilusión de demostrarle a alguien a quien le pudiera importar que yo me acuerdo de la canción completa. Me desperté todavía con el eco de la gloriosa parte final: Chi-mul-coooo, Chi-mul-cooo. Después recordé que nunca he ido a Tobolandia y sólo una vez pasé por ahí; parecía un lugar de 3x3 metros donde 40 toboganes daban a una misma alberca. Quién sabe si todavía existe. Si ya no, seguro fue porque les pasó lo que a Martin cuando construye una alberca en el jardín de su casa para volverse popular. A veces sueño con el niño de Chimulco, a veces con Roberto Madrazo. Tal vez por eso me es tan difícil dormir.

4.- Nadie me regala cosas bonitas
Bueno, sí, a veces, pero deberían regalarme más cosas bonitas, las merezco. Me gusta el papel de víctima. Ay de mí. Ininterrumpidamente he vivido 23 cumpleaños que han sido un tragedión. Quiero que en éste me den muchas cosas bonitas, pero para eso tendría primero que tener un millón de amigos. Sé que lo puedo conseguir si: dejo de llegar tarde y modorra a todo, entiendo que la novela de los chinos no es un tema interesante de conversación, dejo de hacerle notar a las personas que me sé la canción completa del comercial de Chimulco y construyo una alberca en el jardín de mi casa.

5.- Great! Now offering! Last chance!: La conclusión
No tengo jardín, no tengo casa. Nunca seré popular.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Que pena pero anímese, que hay más tiempo que vida

Oiga, y el video de ayer?

Sólo Soy Un Ojo dijo...

¡Ahs te odio!, yo iba a postear algo que titulé tres razones o una estupidez así, pero entro a tu blog y encuentro un post en el que también numeras, ahora si posteo lo mío, voy a parecer copiona (aunque el contenido sea distinto).

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Bueno ahora que ya se me paso el coraje, nomás quiero decir que esa novela china era un asco, pero bendita tú que pudiste distinguir que eran chinos, para mi ojos rasgados significa orientales y ya.
Respecto al reloj biológico, lo mejor que se puede hacer es sacar provecho, yo por ejemplo estoy pensando en trabajar como veladora o cajera nocturna del Oxxo, pero si te hace sentir mejor, te puedo decir que el problema no es tu reloj biológico, son los otros, los otros están siempre mal.

Ps: la casa y el jardín no hacen la diferencia; me consta.

Shamú-mu dijo...

Y sin embargo, algunos aun regalamos caballitos de mar (no sabemos hacer cosa mejor)

Fosfocito dijo...

Siempre que quieras puedo ir a Guadalajara a cambiar la forma de la arena de tu jardìn zen (si tienes uno, si no... pues no)

Sirena dijo...

De cumpleaños querés una alberca para ganarte a tus amigos y enemigos... Yo digo que mejor, hacemos el grupo musical y cuando seas famosa... todos te regalarán albercas y el mundo se ajustará a tus tiempos y horas... llegar tarde será sólo signo de tu grandiosidad y los demás que te esperen ¿ves?
Feliz cumpleaños (imagino que es pronto... más vale que te regalen lo que tanto querés pero recordá que algunos no entienden indirectas).

Andrómeda dijo...

Elusuarioanónimo, oh, el video desaparece de noche y reaparece de día por problemas técnicos. Ahora lo ves, ahora no lo ves. Amanecer...ocaso...amanecer....ocaso. Lo que me alarma es ese "hay más tiempo que vida", eso siempre dice mi mamá. ¿Eres mi mamá? Estaría bien gacho que fueras mi mamá.

Ojo, jajaja, nombre gracias por acordarte con mi post de las razones o una estupidez, aunque el título la verdad sí está bien chido. Ya aparece en el msn para que te avise que te lo robaré y le cambiaré el nombre a esto y hasta borraré tu comentario para que nadie sepa que te robé y y y. Ash, no haré nada de eso. Y no son chinos, creo que son coreanos, pero pf, todos los orientales son chinos.

Shamú-mu, los caballitos de mar sí son un bello regalo, no creo que se necesite cosa mejor.

Fosf, un jardín zen, no tengo uno pero sí quiero tenerlo. Una vez le tiré toda la arena a uno por quererle cambiar la forma, tengo mala mano, pero ya me diste la gran idea, ya me voy corriendo a ver dónde me compro uno, o mejor aún, lo hago en mi cuarto, cambio alfombra por arena y cama por péndulo y al dormir yo hago las veces de una de las piedras y ommmm.

Sirena, es verdad, seremos famosas y así podré decir que no es que sea impuntual, es que soy diva. Ésa es la actitud.

Abominable Mario Flores dijo...

¿La novela de los chinos es la que pasan en el canal 22?

Graciela, ¿qué te he dicho? la tele abierta te arruina la vida.

lafiebredelmono dijo...

que sabio comentario: la tele abierta arruina la vida.

exquisita criatura dijo...

quiero un jardin zen, pero tengo un gato.

no son compatibles.

Seraphim dijo...

Ought... mis ojitos, mi invulnerabilidad al rojo de tu blog se habia terminado, asi que vine a inmunizarme.

No esta funcionando. Estoy quedando el doble de ciego (Si uno ya esta ciego, ¿cómo puede quedar el doble de ciego?,inexplicable).

Me doy cuenta que a mi me pasa lo mismo de "estoy a tiempo". Al principio lo atribuia a los extraterrestres, después pensaba que lo que sucedía es que tenía visiones y perdia minutos en ellas.

Ahora me doy cuenta que las drogas destruyen, pero eso no tiene que ver con que de zopeton sea tarde.

Pero las drogas destruyen. KIDS, DONT DO DRUGS.

A final concluyo que me desfaso de la existencia (sería bueno volver a evaluar la teoría de las drogas jeje) todo por un efecto secundario de la Ley de Murphy. Eso ni es. Pero me pasa.

Ayer me chocaron... me entristece gastar por algo que un pendejo le hizo al auto. snif...

Seraphim dijo...

Ah es verdad.. el insomnio, y las pesadillas are back...