miércoles, noviembre 29, 2006

What lies beneath

Una vez vi a Juan García Ponce cuando se ganó el Rulfo: estaba tullido, era una bolita convulsa en una silla de ruedas, casi ni podía hablar, se le enchuecaba la boca y le temblaba la cabeza. Feo.

Y yo no entiendo para qué la gente quiere conocer a un escritor. Lo maravilloso del texto está en el texto mismo, lejos muy lejos de quien lo escribe, que más allá de lo que ha dado no debe tener gran cosa qué decir distina a la que podrían decir todos los demás (pura tarugada, pues).

No hay escritor, hay obras, y a mí me pone de malas la expectativa que crea ver a un hombrecito sin chiste porque lo que escribe genera admiración. Leer, no ver, para eso la televisión.

Tampoco tiene sentido que un autor hable de lo que escribe, menos que hable de otra cosa. Que se queden callados, que escriban.


Que vayan a escucharlo no les creo, van a ver qué le ven, como si tuviera algo de especial. Si no convierte el agua en vino o se saca diamantes por los lagrimales (sí hay quien, lo vi en Primer Impacto), no hay nada que ver ahí.

Ojalá el texto se escribiera a sí mismo.

Esta es mi queja contra la emoción que genera la FIL, y esto, epígrafe de un texto de Quino, el resumen de lo que quería decir: es como disfrutar del foie gras de oca y un día conocer a la oca.




Lo que yace detrás de las letras, ptrrrrrr.



Odio a la gente. Odio a la FIL. Pero ¿ir a ver al Príncipe Felipe o a Gael García? Sí, hay que ver lo que hay que ver, eso sí.

30 comentarios:

Andrómeda dijo...

Ya tengo post de noviembre. Ja, Gané. Yo mil, el blog cero.

Sólo Soy Un Ojo dijo...

Yo hace poco tiempo (o mucho, la verdad no sé, tengo distorsionado el sentido del tiempo) fui a una lectura de José Emilio Pacheco y creo que a los 15 minutos de escucharlo entendí que lo suyo era escribir y no las lecturas de sus obras, el resto del tiempo que duro el evento no sé que hice, pero creo que en algún momento escuche la palabra jabón.


Yo no conocí a Juan García Ponce, pero hubiera dado quizá mi oreja izquierda (que es la que menos sirve) por conocer a Fernando García Ponce.

*Escoje a Gael, yo sé lo que digo.

Saludos y felicidades por lograr el post del mes.

Anónimo dijo...

Un poco lapidaria la queja, ¿no? Pero motiva a la reflexión. Ciertamente, el texto debe hablar por sí mismo, pero el escritor... ¿es una máquina de escribir? No lo creo. José Emilio Pacheco adopta tu posición en un poema, En defensa del anonimato; quizás en poesía y narrativa breve el divorcio entre persona y creación sea más factible; pero casi toda novela es, en mayor o menor grado, autobiográfica, y para algunos, yo incluido, iluminan al texto las vivencias, el estilo existencial, la personalidad del escritor. Además, aunque hay algunos escritores que conversan muy sabroso, otros son aburridos o peor aún, como Pacheco, pésimos lectores en voz alta, incluso de su propio trabajo, como bien lo señala sólo soy un ojo.

En resumen, tu opinión es muy respetable, parcialmente cierta, pero sólo una, entre muchas otras. Si fuéramos tan extremos, la biografía sería un genero inexistente...

Anónimo dijo...

Aventurandome en estas aguas profundas y traicioneras dire que, aja, algunas obras trascienden al autor y quedan libres de los patetismos de la carne. Y si, supongo que ciertos autores son un lastre o una verguenza para su propia obra.

Es algo triste, pues el escritor (casi siempre) busca afirmarse en su trabajo, que se le reconozca y admire, que se le quiera de alguna manera. Y a veces pareciera que el texto lo abandona en busca de su propia existencia.

Pero bueno, a nosotros nos queda el poder decir "vi a tal," aunque no sirva de nada. (Yo una vez vi a Ray Bradbury, estaba bien viejito y usaba unos shorts medio ridiculos).

Chilo que no se te escapara noviembre.

Gran Fornicador dijo...

Yo creí que vi una vez a Monterroso, pero era un buzón.

Anónimo dijo...

Lo del foie es contundente, aunque usted no se lo crea, con unos amigos fuimos un fin de semana a un pueblecito del sur de Francia a comprar foie y ver a los ánades. Como yo y mis amigos somos algo patosos nos saludamos con plumífero jolgorio
Nunca fui mitómano, por lo tanto no voy a ver a nadie famoso pero me gusta leer las entrevistas que les hacen y verlas también por la tele, las hay de curiosas y curiosos, (el ya mencionado Vila-Matas es muy raro), aunque un día, hace ya muchos años, me puse los zapatos para ver cinco segundos en Barcelona a Julio Cortazar ya setentón, altísimo y con excelente pinta. Le vi de pie dándole el sol de la tarde de espaldas y me marché. Fumaba. También vi a Felipe Gonzalez por obligación y me impactó bastante y al rey Juan Carlos y al príncipe Felipe con la Leticia que es como ver Nueva York, los has visto tanto que no te sorprenden de nada, siempre hacen el mismo papel que viste en la tele.
No podemos no obstante dejar de admirar al genio aunque nada tenga que ver lo que es con lo que hace. Somos así, y ellos son genios para que les admiremos, aunque se vuelvan viejos y frágiles y se mueran.

Eratóstenes Horamarcada dijo...

Ese tipo de ferias apestan. La sola idea de conocer a un escritor apesta; y sin embargo, hay uno al que quisiera conocer: José Saramago. Lo admiro, me emociona, no sé...
Mientras apuntaba esto, ya se me quitaron las ganas de conocerlo.
¿Por qué o para qué querría hacerlo?

Anónimo dijo...

viva gael y a la mierda todo lo demas

Una más dijo...

Sabes que si buscas "diamantes por los lagrimales" en google tu blog sale como primera entrada?

Anónimo dijo...

Como siempre, estoy de acuerdo contigo y me agrada leerte. Curiosamente hace 30 minutos estaba reflexionando al respecto... ahora sí me sorprendí mucho.

tapetazo carnavalezco dijo...

Me acuerdo que en la primaria hacían eso de 'Y tú a quién quisieras conocer?' y todos decían 'No, pus al Papa' (estudiaba en escuela de monjas), yo decía 'No, pus a Celia Cruz' (se veía bien contenta, además, yo juraba que seguramente me cocinaría un montón de pasteles... qué sé yo?).

(Gracias por el link, me siento halagado, hinchado e impenente.)

el secreto tapetazo dijo...

Imponente...


... un error de dedo puede desatar el tsunami freudiano.

Calvin Krime dijo...

Como lectora tienes razón, pero la Fil sirve como un encuentro entre los profesionales de la edición.

Y lo de conocer al autor pues sí es medio freak, qué me dices de las firmas de libros?

Es culpa de la televisión eso de "conocer" a los autores, que generalmente son anónimos.

Buen post.

Gabriela dijo...

Tapetazo qué risa, esa era la ant yemaina.

Dice o más bien dijo Oscar Wilde que solo hay dos reglas para escribir y esas son: Tener algo que decir y decirlo.

Love doctor dijo...

Neta, si donde hay un escritor no puede encontrarse ni un quinto partido por la mitad. Oh, mi querida Primera Dama Espuria!

Trompetista de Falopio dijo...

Anécdota: ahí tienes que trabajaba en una librería; de pronto llegó una compañera saltando de emoción y repitiendo con síntomas de histeria "¡García Márquez en la caja!" Yo no me emocioné porque creí que se refería a la llegada de nuevas cajas con libros del autor. Total que al voltear vi al mismito García Márquez pagando en la caja. Eso tampoco me emocionó porque a mí nunca me ha gustado. A Gael nunca lo he visto, pero sí a Diego Luna, que nunca me ha gustado. Osh.

Fosfocito, cuyo link no yala dijo...

Diego Luna se estarà revolcando en su ... ehmmm ... bueno, como sea, van a repetir el premio mayor en galavisiòn

(gpsst mi palabra de verificaciòn)

sofia dijo...

Gran Fornicador dice...

Yo creí que vi una vez a Monterroso, pero era un buzón.

JAJAJAAJAAJJAJAJAJAA, ya.


Yo sí te quiero conocer!

¿Mejor no?

¿chingo mi madre?

¿no entendí el post?

Luis Ricardo dijo...

Mmh. ¿Y si habla chistoso? Ya me hiciste escribir un post.

Gato Maula.... dijo...

yo creo que para el escritor no siempre de ser nada agradable ser así como muy reconocido y washa washa, a lo menos uno por semana le ha de manifestar su admiración repitiéndole cachitos literales de sus obras, así como escupiéndoselas en la cara...disgusting...

Bueno, eso digo yo (dijera la Anahí de chiqilladas)

XO dijo...

Un escritor sin su texto es un hombre común y corriente. Un hombre común y corriente que se pone a hablar de política es detestable. Un escritor que se pone a hablar de política, es ominoso. Tan ominoso que desearía no haber sabido que era escritor, o que se metió a criticar la política.
Los escritores que conozco son chidos, por que son mis amigos, y chupan conmigo. Y chupan en plan de amigos. Y es en plan de amigos que cuando ya se empieza a armar ligue con algunas niñas, es uno quien dice, como descubriendo una gran verdad, "no te creas, aquí entre nos, MI AMIGO es escritor". A veces pega, a veces no.
Corolario: Si conozces algún escritor, hazlo tu amigo. Si no, quedate sólo con el texto.

gabriel dijo...

Gael no es tan guapo en persona

Anónimo dijo...

Por fin! Lo que me ha costado leer tu blog! Eso si, me lo he leido enterito enterito y me encanta. A veces me he tenido que pelear con mi novia y sus hijos para poder leer o esperarme a que se fueran todos a la cama.
En fin, que si, putos escritores. Leete esta entrevista a Ray Loriga y dime que no es un pendejo.
Loriga
Tu lector fiel

Anónimo dijo...

A mí me parece interesante saber como piensa el escritor de algún libro que me gusto, que motivo lo lleva a escribir en la forma en que lo hace. Es un interes que no me parece inutil.

As far as I know lo que consumimos de un escritor son sus ideas, su forma de trasladar una realidad a un texto, de una oca nos comemos su hígado.

Quizá tu te comes las manos de los escritores, ¿Saben bien?

Alguien dijo...

es que AVECES.

aveces sí, otras veces...pos nomás no.

depende de que el escritor, aparte de ser escritor, sea buen persona, o buen amigo pal chupe, o chido, o algo...o que te guste, puede ser, yo qué sé.

yo, en lo personal, sólo conozco a un escritor. y me cae rebien.

es tan inetersante en persona como lo es su escritura...o bueno, más divertida...su escritura es más bien interesante pero ella es más bien divertida, o algo así.

(gabriela nayeli:, ¿la idea no era "déjenme anónima"? ¿o si?

voy a soñar a la oca, muchas gracias. ¿para qué andan comiendo h+igado? qué feo. de lo que quieras, hígado, guácatelas.)




yo vi a Jolette de La Academia en misa. ehhhhh!!! a ver!! gánenme!

Andrómeda dijo...

Rosángela, ah, pintor, yo no sabía quién era y ya lo busqué, se parece a Valentín Trujillo, yo no daría ninguna de mis orejas por conocer a alguien que se parece a Valentín Trujillo, tssst.

Elusuarioanónimo, mi opinión no es parcialmente cierta, yo tengo la verdad absoluta, qué.

Alan, yo no concibo unos shorts portados por un hombre que no sean ridículos, pero bueno, Ray Bradbury, ciencia ficción, shorts, es como un paquete con todo. Y por eso no hay que conocerlos.

Tirso, jajaja. Es como el talk show "personas que se parecen a los objetos". A un amigo una vez lo confundieron con una palmera. Esas cosas pasan todos los días.

Cerillo, qué bello debe ser ser patoso (patoso) y qué bonito que suena lo último de tu comentario; pus sí, pero la cosa es que hacen genialidades, pero no son genios. No es algo en ellos, es algo de ellos. Una cosa así. Insisto en lo mío.

...

Pronto: lo que a ti, a mí, a todo mundo trasciende y llena de ilusión, más respuestas a comentarios. Pronto, pronto. Mañana. Wiiii.

Anónimo dijo...

Pues el otro dia yo fui a ver a brozo presentando sus cuentos tenebrozos, estaba aburrido y andabamos cerca del centro de monterrey, por gandhi, y nos fuimos un amigo y yo...y yo se que no tiene mucho que ver, el tipo es especial en hacer sus shows y tiene una agilidad mental impresionante, pero es la unica persona de la que he leido algo y visto en persona..y no estuvo nada mal

Gabriela dijo...

Ah! Ladino muchacho...!!

Yo recuerdo eso.

(vwddmlk) Aùn màs chida

Anónimo dijo...

Yo una vez fui a ver a Luis Pescetti en una librería y era muy amable el caballero, pero ya se veía bien cansado. Las mamás se pusieron bien locas jajajaja.

Gael García... ñam ñam. jojojo.

Mi tía dice que por mi casa se encontró al conductor de Once niños. Maldigo mi tiempo completo en la escuela, definitivamente. Aunque no sé si creerle, también me ha dicho que se encontró a Barbara Mori en el mercado Jajajaja!!!

Saluditos :)

Andrómeda dijo...

Erathora, sí, ¿pa qué pues? Qué bueno que se te quitaron las ganas escribiendo esto y no cuando ya habías pasado hora y media en una fila esperando por conocerlo. Sí, de nada.

Elotrousuarioanónimo, anda, eso.

Una más, noh, soy la primera en algo, wiii.

Coffee, es que puedo leer tu mente... bueh, no, no puedo.

Tapetón secreto y carnavalezco, jajaja, nombre, gracias a ti por tu blog, es también impenente. Y definitivamente Celia Cruz era más prendida que el Papa, pero no sé, a mí me dan desconfianza las personas tan felices.

Clavin, sí, la FIL tiene sus gracias, pero tanto arguende, brrr. Culpo contigo a la televisión.

Gabriela, pus sí, es que es bien simple, es que es como todo, como la vida misma.

Alejandro primera dama legítima, ¿qué le buscan pues? Son escritores porque no tienen otra gracia, ¿qué no? Jo.

Livijazmín, son la pura onda tus anécdotas de librería, no olvido a la búsqueda del libro de Sarita Mago.

Fosfocito, no entiendo lo de tu link, ya fui, pero es de alguien más, además no yala, y yo lloré y Maggie rió y todo fue una confusión.

Sofía, no, sí entendiste bien, o no sé, pero no chingues tu madre, detente, no lo hagas.


Luisricardo, y sí hiciste un post, oh, el honor.

Aldolopez, ahh, tú tenías un blog olvidado y volvió, ¡está vivo! Ash, yo creo que les encanta que les hagan arguende a la mayoría, pero pus quién sabe.

XO, sí sí, la cosa de hueva es verlo como escritor, ya si es tu amigo da lo mismo si es descamador de pescado u otra cosa varia.

Gabriel, bueh, y una vez más por eso no hay que conocerlos.

Txako, no manches, el post al principio se iba a tratar de Ray Loriga y lo guapísimo que es. Una vez vi una entrevista donde le preguntaban si no le daba aguite ser tan guapo y que todos creyeran que era famoso como escritor por eso, aunque no entiendo qué tiene que ver, pero guapo sí es. Y pues sí, puede ser (parecer) un pendejo, pero bah, qué más da, es guapo... Además Lo peor de todo es lo máximo. Y bueno, gracias por leer.

Fegocomo, pues es que a mí no me parece interesante saber cómo piensan. Y las manos de los escritores, jaja, brrr, no, ni en metáfora, gracias.

Livi, osh, me ruborizo. ¿Ya vuelves? Yo te gano, yo vi a la mamá de Jolette en el probador de una tienda, repartía estampitas para que rezaran por su hija. Gané, ¿verdad?

Carlos, a mí como que no me hace gracia Brozo. Yo una vez estaba aburrida y fui a Pare de sufrir, porque estaba cerca y no cobraban la entrada. Gran gran error. La moraleja es nunca escuchar al aburrimiento.

Gabriela, no entendí pero tienes el récord de más comentarios en mi vida, este blog sobrevive gracias a ti, puedes pasar por tu premio a mis oficinas.

Queque, jajaja, yo nunca he visto famosos. Debe ser porque no voy al mercado, ahora lo entiendo.