sábado, enero 06, 2007

La vida según Goldmann o Las grandes verdades de Edmundo Sanfiageno

Y, bueno, como en un mismo día pasé de estar dormida a estar modorra, a estar emocionada, a estar nerviosa, a estar bien, a estar desilusionada, a estar contenta, a estar triste, a estar en neutral, a estar enojada, a estar de buenas, a estar preocupada, a estar feliz, a estar tranquila, a estar cansada, hasta dormir otra vez, me acordé de la teroría del péndulo, del vaivén de la lietaratura que contaba Lavinia.

Vinieron otros recuerdos, como el de la misma maestra meciendo su mano chirrisca por la artritis al tiempo de decirle al estudiante coreano "Giong, me encanta tu nombre, es tan musical... kiooooonnnng, kioooooonnnng" imitando el sonidito metálico de una campana abollada.

Y todos los recuerdos aparecieron porque Carito me dijo "hablemos de literatura", así, sin más me lo dijo, tan directo que asustó.

...Así que todavía hay quién quiere hablar de eso.

Me preguntó por las voces diversas de la narración y yo saqué mi diccionario de Retórica y poética de la autora que seguro no es del color de las pastas ni tampoco una osa con gorra de baño, aunque así la pensamos alguna vez, y pese a que no resolví su duda, sí le metí otras muchas. "Es la isotopía, ¿te acuerdas de la isotopía? (volvió, en forma de fichas)".

Nos dimos cuenta entonces (gran, iluminador descubrimiento, quién lo hubiera pensado) que lo aprendido sólo sirvió para analizar mil veces Sombras suele vestir y olvidarlo inmediatamente después.

Porque aquí, en la vida real, no les aplicamos a los días el Método de Reyes, porque vemos, leemos, escuchamos, y sólo podemos decir que es bonito, que es feo, que es bien triste, y así nos divertimos mejor.

Es más bello todo cuando no tienes que andar hablando subido en el monociclo de Saussure, cuando no desentrañas la obra (todas las obras) con las claves lingüísticas de Mounin, cuando ni siquiera sabes ya quién era o qué hizo Greimas.

Yo sólo suelto nombres que me vienen de lejos. Como dice Althusser (...no, así no le dice...), aprendí para olvidar.

"Está bien culero afuera, todas las calles inundadas, está lloviendo fuertísimo". Alquien corrije "Fortísimo, se dice. Está lloviendo fortísimo". "Eshta lloviendo fortíshimo", repito yo haciendo gestos, porque me enoja que les enoje, porque hablar mal está bien, porque le dan en la madre a la competencia lingüística con tanta correción, porque qué aburrida es la gente que cualquier día, en un momento simple y familiar, no tiene lagañas ni come brócoli o, incluso, hasta llama a los mariaches para ponerse a cantar.

Sí, uso adjetivos a lo bruto, me refiero a la entropía sin saber qué es, leo sin poder acordarme qué con la diégesis y la metadiégesis y la blabla, desconozco los estudios, califico sin fundamento ni seriedad y, la mayor parte del tiempo, hablo por hablar. Lo peor de todo es que aún habiendo sabido y ahora olvidado, no lo paso mal.

Tal vez es verdad que El mundo es ancho y ajeno (o, como alguien prefirió escuchar, Edmundo Sanfiageno) , pero esto (todo) es la vida, y a veces la teoría la insulta.

Aunque el mundo sea una gran naranja azul, al menos yo no vivo según Goldmann.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

¿cómo es que un post tan bueno no ha sido comentado todavía?

Anónimo dijo...

cierto lo que comentas, o cierto hasta cierto punto, tal ves tengas razon,o tal ves no...lo que se es que entre tanta maraña de signos tecleados el simbolismo de lo ambigüo se lee sabroson.....

"La creatividad es un trabajo cosificado en provecho de una moral correcta; el nombre de la ética del trabajo tras su modernización. Para los que se oponen a cualquier clase de moralidad, la creatividad es tan alineante como un trabajo asalariado. Nosotros repetimos la leyenda de los anti-moralistas "Nunca Trabajes", y mantenemos que este planteamiento se adhiere al rechazo de la creatividad."""

Anónimo dijo...

Y el tiempo se terminó y la canción se acabó. ¿Queda más por decir? Sí sí vívele más sí sí ojalá sí wiwiwii.

Anónimo dijo...

Me recuerda a los que dicen "prefería ver la película sin analizar". No te va y no te va.

Hablemos de literatura
fuertísima.

No es la isotopía o no la isotopía. Es la isotopía no para hablar como en clase, es mencionarla sólo cuando viene al caso. Nomás.

isis dijo...

"hablemos de literhartura".
Esa Wen, saludos y gracias.

tapetazo Ü dijo...

Es como yo que me fijo que siempre tengan sus diéresis las Us... creo que sólo es para que vaya contenta la palabra...

Saussure casi me cuesta un chichanrronsote con chile... eso sí...

Andrómeda dijo...

Anónimo, es que ya nadie quiere hablar de literatura... No, espera, tal vez es sólo que no soy popular, bujú.

Username, acabo de adoptar como otro de mis 8 mil 500 proyectos irrealizados de tesis eso de "El simbolismo de lo ambigüo se lee sabrosón", que justificaría que, básicamente, sólo escribiera pendejadas, y eso como que se me da, es un don.

Totolalo, sí, sí, wii, no sé dé qué hablamos, pero fiesta, wii. Tu blog está bien graciosamente chido.

Ricardo, pus sí, supongo, pero es que a mí todavía no me ha llegado ese momento en la vida de toda persona en que viene al caso mencionar a la isotopía. Por lo que sea, ya me previne y busqué un ejemplo para cuando alguien llegue y me diga "Hola, por qué eres tan seria? Qué tipo de música te gusta? Podrías darme un caso de isotopía?", yo tendré al menos una respuesta: "Esa jarra es vieja". Wepa!

Isis, esa la arcoisis, gracias a ti, hablaremos de literhartura después de que me traces un mapa para llegar al BLVD DR B DMGZ.

Tapetón, todo lo ves, todo lo sabes. La maestra de la mano chirrisca decía sobre Ü "cuando la U abre sus ojitos", así que es noble de tu parte que te fijes, para no dejarlas ciegas. Esas pobres Us.

Anónimo dijo...

Buenas noticias para los residentes en Estados Unidos. Lo ùnico que los separa de la presidencia es la "P".

(She's lump, she's lump... she's in my head)

Anónimo dijo...

Impresionante (para los impresionables) y larga lista de autores (¿o autoridades?) justificando el descuido al escribir; con eso de que la verdad no pasa de ser un constructo social (odio el terminajo constructo, que suena tan eufónico como eructo), cada quien puede escribir lo que se le antoje, sin importar si se le entiende o no: eso es irrelevante para los postmodernos. Me rehuso a aceptar esa filosofía. Cuando alguien le hizo ver a Xavier Velasco (que parece haber marcado indeleblemente a por lo menos una nueva generación de escribientes --y uno que otro escritor--) que el detector de mierda era un instrumento recomendado a los autores novicios por Hemingway y no por Faulkner, se tiró don Xavier una farfullante disertación sobre por quė no importaba quiėn había dicho quė… Parece que cada vez se dificulta más reconocer que ha hecho uno el oso…

En resumen conclusivo (que con seguridad no concluyente): uno es responsable de lo que haga, diga o escriba, con lagañas, o en paños menores; al menos esa es mi opinión. Lo demás es graciosa (o no tanto) huída.

Gracias a Gabriela por informarnos que por un pelito pasamos de residentes a presidentes…

¿Con la letra p
quė me dice usted?

Anónimo dijo...

Wow, un residente anònimo.

Anónimo dijo...

Yo solo pasé a decir "hola".