domingo, mayo 20, 2007

Como realidad que cruza por mi fantasía

A mí, como a Libertad, me gusta la gente simple, de ésa que no quiere correr en círculos agitando los brazos para demostrar su felicidad o que vive de darse azotes con el látigo de un drama que, casi siempre, tiene más de inventado que de real.

Me gusta la gente limpia, la gente buena, la que no lleva sal ni azúcar, como esos panes que dan en la iglesia en Semana Santa.

Me gusta también dar primeros pasos, aunque sepa o intuya con asombrosa seguridad que no me llevarán a ningún lugar. Me enternecen los comienzos esperanzados casi tanto como ver lo mala que soy para inventar pretextos, siendo que lo que quiero es tan puro y simple (como el hambre de Libertad): abrir una puerta que por una vez no dé al paroxismo (o a la tristeza, aunque el arquitecto la abra hacia el pasillo), sino a un lugar donde habite alguien que sea simple, limpio, bueno como el pan.

Me gustaría, sin embargo, que por una vez mi intuición con asombrosa seguridad se equivocara, que se me diera lo que quiero.

Ahora, como cuando niña al pedirle un juguete a mis papás, miro a todos lados (para donde sea que esté lo que me lo pueda conceder) y lo pido haciendo esta sacrificada oferta: "Y nunca jamás en la vida te vuelvo a pedir nada, ¿sí?"

Porque la gente simple vale más que mil cosas que se puedan desear.



*Ojalá*

15 comentarios:

Gilmar Ayala dijo...

La lucha siempre merece la pena, si el fin vale la pena y los medios son honestos.
Steven Brust


Usaré, ahora para designar a la gente sana: me gusta la gente limpia. Te felicito por tu definición es clara y pulcra.

Marilia de Dirceu dijo...

Sublime...

Coffee Girl dijo...

Sabes? Siempre me gustó Libertad. Es mi personaje de historietas favorita! (hace como 2 años escribí sobre ella y su forma de buscar lo simple).

Me gustó este post.
Eso no es raro, pero es bastante simple.
Un beso.

cineto dijo...

La gente simple es simple.

La gente sencilla es, en mi opinion, simplemente atesorable.

Trompetista de Falopio dijo...

Oh, estoy intrigada. En cuanto a la sencillez, fíjese usted que mi gusto es al revés. Me gusta lo exótico y paroxismal.

Lilián dijo...

Yo tengo (o he tenido) una tonta fascinación por los cerebros torcidos, nada extraordinario ha salido de ahí. Ahora me encuentro en la empresa de encontrar eso que clamas.

Anónimo dijo...

En mi experiencia, en el ámbito humano, lo simple termina siendo simplón... y se va uno por ahí, en busca de sabrosas complicaciones... No confundir simpleza con sencillez; las complicaciones psicológicas (no las psiquiátricas, que conste) son a la relación humana lo que las especias a la comida: su ausencia no le quita valor nutritivo al alimento, pero éste resulta poco atractivo para el gusto.

Gaby dijo...

Encontré esto para decorar su cuarto, suyo de tu hijo Hulk.

http://www.simpsonstrivia.com.ar/simpsons-photos/wallpapers/homer-hulk.gif

RaDiKaL dijo...

Interesante...

Saludos!

nOiSe dijo...

me has recordado lo importante que es luchar por el bienestar colectivo!

besos

Erick dijo...

Primeros pasos que no llevan a ningún lugar. Desesperanzador pero hermoso; con ello demuestras que tú eres exactamente como la gente que te gusta. Creo que no hay mejor fórmula para la felicidad.

ÍO dijo...

*cruzo los dedos*

ojalá...

Anónimo dijo...

Ay la Cheche Cheleris, como te juites al mar caribe ya te crees la muy muy y no contestas comments jojojo.

Andrómeda dijo...

Anónima, seh, me cotizo, como tú que te pones anónima. Lo aprendí de ti.

Ío, cruzamos todos los dedos, por favor, por favor.

Erick, je, sí, eso es muy cierto, soy lo que me gusta.

Noise, no sé cómo te recordé eso, pero qué bueno, porque eso está muy correcto, capaz que así todo se pone bien.

Radikal, shí, muy interesante, como en la tele.

Gaby, jaja, gracias, comenzaré a decorar el cuarto de Hulk.

Anónimo, simple o simplón, como sea y con el nombre que se le quiera poner, es mejor que lo complicado y sus terriblezas; basta de autoflagelo, ya no hay placer en eso, es de la temporada pasada.

Lilián, suerte en la búsqueda. Si encuentras me dices dónde hay. Vieja la que encuentre simpleza (o sencillez, porque aquí la gente se malviaja mucho con los términos) al último.

Trompetilla, ash, pero ya me dirás: cuánta razón tenías, oh sabia Graciela. Ya te veré.

Cineto, otra vez, cosa de conceptos. No es nada simple eso de complicarse con lo simple y lo sencillo, mch.

Coffee, mi favorito es Felipe, pero es que Libertad es invaluable, como cuando le pide a Susanita "dale, sé simple", ahh, me encanta.

Marilia, sublimes gracias.

Gilmar, te agradezco tu felicitación clara y pulcra también.

Seraphim dijo...

Pero porque no te gustamos? si somos bien interesantotes :D