martes, enero 08, 2008

De consuelos (desconsuelos) II

Lo bueno de ser yo a estas alturas es el tener la seguridad de que todo lo malo que me haga o me hagan no es lo peor que me pasará, y muy probablemente tampoco lo peor que me ha pasado.

Es como tener un vale de descuento o un pase para salir de la cárcel del Turista para las tragedias.

Cómo ¿ya la desgracia otra vez? ¿Tan pronto? ¿Sí?

Utilizo mi gecetrón.


Tenga para que se entretenga.

2 comentarios:

El Alva dijo...

Gecetrón.....jajaja, juro que me costó recordar donde había oído antes eso...

Salud

exquisita criatura dijo...

me niego a ser depresiva, es que no seria competencia para usted.

salud, pues!