martes, enero 29, 2008

Lo prometido es broma (al parecer)

Una vez mi mamá atendió una niña con un dolor de estómago asesino. Al preguntarle qué había comido en el día, la niña, después de enumerarle los alimentos, agregó con naturalidad

- y me tomé una botella de salsa Valentina
- ¿cómo? ¿se la pusiste a unas papas o algo?
- no, sola
- ¿pero un poquito?
- no, toda

Hacer cosas muy estúpidas es el deporsí de los niños, pero al parecer la costumbre se queda. La gente actúa estúpidamente todo el tiempo y después se lamenta, ay ay ay, por qué por qué por qué a mí? Ya no creo en la posibilidad de tragedias que no sean autoprovocadas y, por tanto, inmerecidas.

A mí me duele el todo porque me tomé (sola y toda) una botella de fe en el hombre y en las palabras, cuando todos claramente me decían cuidadito y me decían que no y que no.

Al menos no me lamento (tanto). Aguanto (vara). Y me siento (de sentar) a esperar que pase el dolor, el derrumbe.

Pero mientras me siento (de sentar) inevitablemente me siento (de sentir) enormemente pendeja. Tan inocente pobre amiga. Tan como en las telenovelas.

Gracielita, esa pobre campesina.

5 comentarios:

isis dijo...

Marmarita, este es como un wini day retorcido... niwi day.

Te mando un "agh" para compartir los pájaros, (a lo mejor se invitan los buitres...)

Saludos, Mar-pob-camp.

Royal Majesty Queque dijo...

Hum, yo te admiro. Sé que sonará groupie y que no ayuda mucho en esos momentos donde te sientes como ahora, pero debo decir que eres una de esas personas que NO deberían sentirse así.
Me indigno.

Por lo mientras, dire que el domingo fui con unos amiguitos al centro histórico y en una tienda de telas encontré mi ramo de bodas (jojo, s que es tan bling bling). Es rojo y adiamantinado. Cuando revelé mis fotos (yo sigo con las análogas, larga vida!) y vi la foto que le tomé, me acordé de tí. No sé, porque brilla y tu blog es rojo o algo así. Aquí te dejo la foto!

Click

Y te diría que ya no te sientas así. Pero mejor exijo que el dedo de Dios baje y destruya a la gente que te hace sentir así.

HE DICHO!

Dame esos cinco! :D

Erick dijo...

Pues sí, quien hace su cama, es para dormir en ella. Nunca está de más un poco de autorecriminación. Por lo demás, la estupidez es así como un efluvio natural del cuerpo humano no? El chiste es dejar que salga sola y evitar toda iniciativa al respecto.

Andrómeda dijo...

Isis, gracias por tu agh, te mando un "ajuuum" para combatir esa modorra de buenos tiempos que traemos, y de pasada le mando un "ea, ea" al 08 para que ya pronto se haga 09 y se pase El Mal (de los creadores de La Visita).

Queque, gracias también aquí por los apoyos, y ya hice click ahí en click y ya está el plan de dónde tiene que terminar ese ramo.

Erick, jajaja, eso! qué fluya la estupidez, pa qué oponemos resistencia, es como todo ese asunto de la peligrosidad de los pendejos con iniciativa.

Ermian dijo...

Me has dejado sin palabras, es normal que después de obtener un sufrimiento autorecetado la gente tiende a lamentarse estúpidamente, lo peor es lamentarse por cosas que ni siquiera le afectan a uno (referencia= el inombrable).