lunes, mayo 12, 2008

Antes era chévere (not)

Tenía 16 años y, como toda víctima de la angustia adolescente, escuchaba mucho a Alanis Morissette. Con Unsent siempre me preguntaba si ella, de pocos años más que yo y tan fea (también), habría de verdad tenido tantas relaciones significativas o sólo era una ficción para tener de qué cantar. Entonces me parecía grandiosa su carta no enviada a Jonathan, la idea de una relación así para lamentar. Tenía 16 años y el cazar razones para el lamento me parecía muy chic.

I used to be attracted to boys who would lie to me
and think solely about themselves
and you were plenty self-destructive for my taste at the time
I used to say 'the more tragic the better'

Ahora que me reencuentro con Unsent, puedo decir probadamente que aquel deseo al cumplirse no es ni grandioso ni chic, que tiene de bueno solamente el hecho de hacer las únicas despedidas que sí son una fiesta, y que, incluso, la idea de que alguien wouldn't let me get away with kicking my own ass que entonces me parecía tan ñoña ahora es bien deseable.

Ha de ser la edad.

(Claramente mi adolescente iracundo se asquearía de mi adulto contemporáneo si tuvieran que encontrarse. Me alivia que se mantengan uniformemente distantes, que no se pruebe la alta traición.)

8 comentarios:

I´d Walk A Mile For A Camel dijo...

Tu provocas confusiones cronologicas en mi persona. Ayer fue Jovanotti ahora Alanis.
Pero estas en lo cierto, parece que fue ayer que escuchaba esas canciones, mi carta favorita era de Lou.

Lo que si es divertido es eso de reencontrarse con las canciones del pasado, yo hace poco probe mi viejisimo mp3 de la prepa (que era tan primitivo que nomas daba para 12 canciones) y ahi venia la de King Of Pain, estoy lista para la mi vejez.

Cerillo dijo...

En cambió el adulto siempre recuerda con ternura el adolescente

Trompetista de Falopio dijo...

Yo tuve una regresión, como que me volví adolescente otra vez. Espero que sólo sea una etapa. No quiero ser una forever.

Pável dijo...

Yo ya encuentro referencias a Los Simson en todos lados. Un día de estos no podré huir de ellos y me tiraré por la ventana, cual Niño Héreo, pero envuelto en algo más chic que una mugrienta bandera tricolor.

Pável dijo...

Niño Héreo, Simson. Todo estaba fríamente calculado.

Anónimo dijo...

Ni usted ni Alanis son feas.

un Don dijo...

yo creía de adolescente que moriría joven y dejaría un cuerpo bello.

También había algo diferente, sabía quien era y hacia donde iba...

Anónimo dijo...

Alanis no es fea, de ti no sé pero si así la juzgas a ella creo que exageras. Iliana